10 monólogos cortos sobre tecnología. #5 San Google


google.jpg

Imagen cortesía de La Voz del Sandinismo

No conozco persona alguna que no sienta la tentación de consultar cualquier información desde la más trivial hasta la de mayor complejidad ante Google, precisamente por la comodidad que representa para nosotros asumir que lo hallado ante este "gran hermano" es la única real verdad. Y es que para casi todos nosotros ese motor de búsqueda más que una herramienta para facilitar nuestras dudas se ha convertido en una especie de santo al que entregamos ciegamente nuestra fe y adoración.

Recientemente una pequeña me solicitó ayuda en relación a una tarea escolar, a lo que me dije: "bueno, si bien el sexto grado lo dejé hace muchos años en la prehistoria no creo que sea tan complicado solucionar alguna suma, resta multiplicación o división de ese nivel" a lo que accedí a acudir a ayudar a la niña en problemas. Primer golpe en la mejilla: números binarios y números quinarios e internamente me dije: "¿y qué coño son esos?". Evidentemente de mi educación primaria sólo recuerdo las travesuras, los aviones de papel volando por la ventana y los juegos en el recreo pero de binarios y quinarios sólo sé que uno utilizan los "1" y los "0" y los otros la serie de dígitos que van del 0 al 4. Pobre pequeña, la viene a ayudar un tarado internacionalista.

Claro, tuve que reconocer ante la pobre y sus familiares mi incapacidad para utilizar mi cerebro y asumir que desconocía el tema pero, esperen, sé de alguien que nos puede ayudar : San Google, el que todo lo sabe y todo lo observa. Dije bueno tenemos computador e internet por aquí? a lo que me respondieron que no. Es increíble pero jamás se me pasó por la mente consultar el libro de la pequeña ni su cuaderno de clases, simplemente tomé mi celular, escribí "binarios y quinarios" y en segundos miles de portales web y de videos se abrieron ante mi. Estoy seguro que a través del libro la duda se hubiera despejado de manera más fácil pero estamos tan habituados a utilizar la superautopista de la información que nuestro cerebro se condiciona de forma automática a asumir que esa es la única opción incuestionable.

Al final logramos el objetivo, pero siento un aire de fraude en mi por dejar a un lado un recurso tan genial e importante que la naturaleza nos dio: esa masa gris ubicada entre las orejas al que llamamos cerebro y si bien San Google es muy inteligente y poderoso jamás podrá igualar a nuestra super computadora natural, sólo hay que entrenar constantemente.

Carlos D. Pérez Guerrero / @waraira777


Comments 1


¡Felicitaciones!


Has sido votado por @entropia

Estás participando para optar a la mención especial que se efectuará el domingo 10 de noviembre del 2019 a las 8:00 pm (hora de Venezuela), gracias a la cual el autor del artículo seleccionado recibirá la cantidad de 1 STEEM transferida a su cuenta.

¡También has recibido 1 ENTROKEN! El token del PROYECTO ENTROPÍA impulsado por la plataforma Steem-Engine.


Te participamos que puedes invertir en el PROYECTO ENTROPÍA mediante tu delegación de Steem Power y así comenzar a recibir ganancias de forma semanal transferidas automáticamente a tu monedero todos los lunes. Entra aquí para más información sobre cómo invertir en ENTROPÍA.

Contáctanos en Discord.

Apoya al trail de @Entropia y así podrás ganar recompensas de curación de forma automática. Entra aquí para más información sobre nuestro trail.

Puedes consultar el reporte diario de curación visitando @entropia.

Atentamente

El equipo de curación del PROYECTO ENTROPÍA

06.11.2019 19:40
0