Cuento Zen: Avísenle al Buda que si lo veo lo mato


buddha1425834_1280.jpg

Fuente de la imagen

Un día fueron Jesús y Satán a ver a un maestro Zen para que les ayudara a resolver una duda.

Querían saber si era mejor tratar a otros como quieres ser tratado o tratarlos como te tratan a ti.

El maestro respiró profundamente y respondió:

"No me pregunten estupideces a mi, mejor vayan donde el loco Buda y le preguntan. Ah, y avísenle que si viene por estos lados lo mato".


En la tradición Zen existen pequeños relatos llamados koan que muchas veces rayan en lo absurdo. Un maestro le dirá un koan a un discípulo para arrebatarle la posibilidad de responder racionalmente, obligandolo a ir más allá de lo que está acostumbrado.

Hay un koan conocido que dice "si te encuentras con el Buda en el camino, mátalo".

Creo que esto tiene que ver con que en el Zen no existe la divinidad, no hay ídolos ni santos. Sólo existe lo que es. El Zen no busca alcanzar un objetivo o propósito con su práctica, la práctica es el objetivo.

El Zen no es un camino religioso, ni una técnica para el bienestar. El Zen es rechazo a todos los condicionamientos culturales y religiosos para sumergirse en el vacío.

Cualquiera que piensa que el Zen va a mejorar su vida está delirando. Peor aún si piensa que le dará poderes o va a ayudarle a triunfar en la competencia social.

Si se va a practicar Zen, se practica y ya.



Comments 1