Bajo la inseguridad [Poema]


Ella se iluminó,
como el fuego
y se fundió.
Él se evaporó,
en el aire
y se perdió.
Ella se transformó,
en un movimiento
Se hizo aire,
entrando al suspenso,
y ya no confiaba.
Él no volvió,
simplemente rechazó
lo que en un principio
lo indujo,
a continuar otra vez,
con ella bajo su ala,
cómo su único destino.
Pero huyó,
dejando en la espera,
un profundo dolor.
Ella así ardió
y jamás confío otra vez.
Solo en el recuerdo,
con sus ojos de fuego,
miro el retorno despreciable
del traidor sin corazón.

fadgjco4g1.jpgIlustración

Comments 0