Lejos Pero No Ausentes


Fuente

Tristeza siento en mi cama, al pensar en el hombre que me ama, se encuentra lejos de mi, noche húmeda, la luna en todo su esplendor, ella es la mensajera y testigo de nuestra comunicación cósmica, a pesar de que nuestros cuerpos están ausentes, nuestras almas tejen nuestros sentimientos para convertirse en el espacio en un solo rayo de luz.

Mi cuerpo tiembla de calor, fogoso y ansioso por sentir tu piel rozando mi piel, tan solo imaginarme el tan pagano y rico pecado, estar encina de ti, practicando el movimiento infinito de alborozo para hacerte enloquecer y que te hará volver a mi cama ¡entiende, me siento desesperada!


Fuente

Herramientas tecnológicas, salvadoras de estos cuerpos hambrientos de placer y que se encuentran lejanos, se desean compenetrar de forma rápida y eficaz, virtuosas en acortar la distancia que nos separa.

En el monitor se empieza a observar, como la pasión se va tornando de color, la imaginación comienza a hacer de las suyas y la mente le ordena a mi cuerpo que tu estas aquí conmigo y no son mis manos las que me rozan, sino las tuyas quienes me tocan.


Fuente

Mi zona intima se siente como una cascada, logro imaginar y sentir tu barca, navegando por aguas desenfrenadas, mis pezones están con sus luces más altas, que te guían como faroles y no te hagan sentir a la deriva, para que así tomes el caudal correcto por mi cuerpo.

Gimiendo de gozo, apenas sale mi voz para decir ¡no pares, por favor! despiertas en mi, esa mujer llena de pasión y mi timidez desaparece gracias al placer que me das.


Espero que les haya gustado mi post, les mando un abrazo.


rosita0.png

Footers-Rosita.gif

Comments 0