La Nana (relato)



Atentos lectores de Steemit, es un placer llegar de nuevo a la comunidad #VenezolanosSteem al tiempo de agradecerles a sus administradores @venezolanos, @marcybetancourt y @solperez el gesto noble de abrirnos la Casa de los sueños posibles para que mostremos nuestra labor creativa.

Espero que sea de su agrado este relato que les dejo para su amable lectura. Saludos.


La Nana

#1A a 1A Nona0.jpg
Fuente: unsplash
nter>

La Nana se arrodiada día ante el altar de la virgen a pesar de los dolores que siente en las piernas enflaquecidas para rogarle que cuide a sus seres amados que se encuentran en el exilio.

Hoy, igual que el ayer de los últimos años, la abuela de ojos grandes pide con fervor en sus oraciones y lucha con todas sus fuerzas para sacar adelante a cada uno de críos que quedaron bajo su cuidado aquí, en este pueblo de polvo infértil.

No es fácil, pero ella no tiene ninguna otra opción que acomodarse con sus huesos y seguir luchando con la vida para que sus menores no caigan en el oscuro agujero de la miseria.

Antes de que amanezca, Laca, La Nana ya tiendido el fogón. Toma un poco de masa, hace primero una bolita y luego empieza a modelarla entre sus manos hasta darle forma como de luna llena, la tiende en el budare y queda pendiente de voltearla a su debido momento.

#1A a 1A Nona.jpg
Fuente: LucasFZ70, en Pixabay

En la topia del lado coloca una olla para hacer la avena que los tataranietos y chorros tomarán antes de salir con las cestas a vender sus arepas por las calles hambrientas del barrio.

A la hora vespertina Laina La Nana saca lsillo de su bata el tocón de un lápiz y una pequeña libreta donde anota ganancias y gastos del día mientras observa las cabriolas que hacen las cabras para alcanzar la cima de los cerros áridos en este aire de agobios.

En algún momento de la noche la tata abre sus ojos y ve que todos están de vuelta en la casa. Todos la agasajan, todos la festejan, todos la abrazan. También su esposo está de regreso y canta para ella con una voz desvencijada.

La anciana tiene la mente clara. Le parece familiar ese rostro que viene del bosque de los seres perdidos y la mira con sus cristales de agua encantada que parecen luciérnagas brillando en la noche sin estrellas.

La niña trae en sus manos frescas una flor fantasma. La mama observa fijamente a esa niña con cara de virgen que llega a su encuentro. Lao. La Nana hoy ccien años y esboza una sonrisa al concebir que todo es una ilusión de la que no puede despertar.


#
#1A a 1A CesarV4.jpg
**Esta publicacióicación fue configuara otorgar el 15 %
de la recompensa para @venezolanos**

#1A a 1A CesarV4.jpg


Comments 0