Concurso de cuentos #fotocuento - Semana 8: Una flor guardada en la imaginación.


#
Apreciado amigo de Steemit:
@rahesi nos convoca nuevamente a su concurso semanal de foto-cuentos.
Esta semana su imagen nos habla de una flor. Y abajo dejo mi texto para su amable consideración.

Si deseas participar en el concurso, mira aquí.

Una flor guardada en la imaginación

#

rahesi.jpg

#

Vengo a verte para dejar ante tus ojos un mensaje de parte del misterio. Vengo de una formación, de una conjunción de azares y destinos tan distantes que mi existencia solo puede representarse en el escenario de la imaginación. Alégrate sobremanera porque has sido la persona elegida para contemplar la esencia de la integridad, de los prodigios. Ven, acércate, si quieres, acércate aún más y más. Si quieres, vete de mí, ignórame sabiamente cerrando las pupilas. No tengas temor, ni piedad de mí, ni siquiera un gesto de grandeza e indiferencia porque para mí nada es suficiente. Haz conmigo todo lo que quieras, contémplame en silencio, si quieres, o arráncame del planeta que te pertenece. Si lo haces, mira mis raíces entendiéndose hacia la nada absoluta y entenderás entonces que la muerte no existe. Y podrás saber, si sabes escuchar, si conoces bien la lengua de tu propio corazón, que soy yo quien produce tus latidos; que soy yo lo que se convierte en tu sangre y lo que traza tus atributos en el cántaro de la tierra. Todos tus sentidos, tus mitos y leyendas, tus músculos fuertes, la mano con la que crees destruirme han nacido del hálito mío. Aunque no estoy en ninguna parte, si tienes buen oído, escúchame dentro de ti. Haz conmigo lo que quieras, si quieres.

Estudia mi forma, mi condición, mi estructura, mi composición, mi naturaleza. Llévame a tu laboratorio y ábreme para intentar descubrir de dónde sale el capullo que te ofrezco sin pedirte nada, ni siquiera una lágrima. Intenta descifrar ahora, aquí, en este instante, si quieres, cómo es mi alma, ponme adjetivos, colócame a trasluz para que veas el paso insondable del tiempo. Sabrás, si me observas atentamente, que el verde no es un color, sino la explosión imperecedera del universo. ¿Estás seguro, ahora, de que eres tú quien me mira? ¿Estás convencido de que esta es tu hora fehaciente, indiscutible, inequívoca? Cierra tus ojos, si quieres, imagina que eres una flor que viaja desde hace millaradas dentro de mí, que existes en mis nervios incluso desde antes de cualquier origen y que ningún reloj de sol ni de arena habrá de despertarte en el vago simulacro de las galaxias. No los abras, hasta hallar alguna seña innegable de tu identidad, no los abras todavía, si quieres. Pregúntate cuál es tu nombre: Ovario, Estilo, Estigma.


Gracias por su lectura. Hasta la próxima ocasión.


Comments 0