Dos opciones. Capítulo 2


2Puertas2.jpg

Al tocar la puerta de la derecha el calor que antes era seco y se torna húmedo, es un calor sofocante como el de un sauna, pero con olor a tierra podrida y cubierta de hongos. Martín voltea hacia atrás y ambas puertas han desaparecido, ya no hay paredes de las cuales sostenerse, solo montones de chatarra y basura quemándose. Poca gente se ve cerca, pero percibe que hay alguien mas mientras se toca la cabeza que le retumba constantemente. Voltea de improviso hacia arriba, con la esperanza de ver alguna nube, pero solo alcanza a ver el cielo cubierto de fuego y lo que parecen ser miles de cuerpos de animales muertos. Con los ojos adoloridos voltea al suelo mientras tose, de su boca sale un extraño polvo negro, amargo como una sentencia de muerte para un ser querido, que es a todas luces inocente, es entonces cuando se da cuenta de que al mismo tiempo que va descubriendo su entorno, también va perdiendo la razón, según lo cree, pues vienen a su mente imágenes de torturas indescriptibles a sus allegados.

El sentimiento de soledad le produce un dolor en el pecho, no puede sacar de su mente la pérdida de su esposa y sus hijos de formas tan horrendas. Los que eran sus amigos o sus vívidos recuerdos le gritan en la cara y lo golpean constantemente, lo empujan cuando trata de levantarse hasta que sacude las manos y se pone firmemente de pie, su voluntad lo sostiene y es entonces cuando se ve sólo.

El hambre y la sed lo vencen al fin, cae al suelo nuevamente, las manos sobre las cenizas del suelo apenas pueden distinguirse, tose de nuevo una mezcla de sangre con polvo negro, voltea hacia todos lados buscando algo de comer, pero solo hay unos hongos que lucen asquerosos. Se incorpora de nuevo y ve enfrente de él a una mujer desnuda que se está tocando sus partes nobles, sus cabellos largos cubiertos de grasa negra con olor a smog cubren parte de su espalda de forma irregular, pero sin llegar a la cintura, a el le parece conocida, sin embargo no puede centrar sus pensamientos con el olor tan repulsivo que despide. Como puede se aleja de ella apoyado en un pedazo de chatarra y aún así cae por una colina bastante empinada.
l llegar al fondo de la fosa, ve que un hombre muy delgado está bebiendo de las aguas negras de uno de los charcos, sus rodillas sobre el suelo y sus pantalones gastados de las rodillas, le hacen ver que ya lleva muchos años de pena en este lugugar. Un dor en los testículos lo distrae de ver esa escecena cuando, sin mediar causa, se erce la espalda y una de las piernas se dobla sobre si, como si el nervio ciático se hubiera encogido de improviso; engancha su pierna en la defensa de uno de los coches parcialmente destruidos y se estira lo mas que puede para recuperar de nuevo su forma.

Ya de pie, alcanza a reconocer el coche, pero que…

Esta historia continuará…


Historia y arte

@nocturnus


Comments 4


Es un prometedor relato de ficción. Hay algo de dantesco descenso al infierno -solo que moderno y citadino-, con imágenes de fuerte apariencia onírica y pronunciadas sensaciones. Saludos, @nocturnus.

PD: Creo que tu relato ganaría más si mejoraras el uso de la puntuación (menos comas y más punto y seguido) y otros detallitos de escritura.

*

Tu post ha sido votado por @Celfmagazine, proyecto de curación y revista de arte y cultura. Conoce más de nosotros clickeando en los siguientes iconos:
Your post has been upvoted by @Celfmagazine, curation project and art and culture magazine. Learn more about us by clicking the icons below:
celf instagram facebook discord
10.10.2019 23:03
1

Voy a revisarlo, gracias por el consejo. Saludos.

11.10.2019 13:40
0

6VvuHGsoU2QBt9MXeXNdDuyd4Bmd63j7zJymDTWgdcJjnzadHMR35jupSLKfsxWsDpv7tyKd4sRJpNAJLQKYfDE48odTPmu227aT6PpKVy9HCmTh8gH8CV2MRvxAtm.gif

12.10.2019 06:54
1

Gracias. Saludos.

12.10.2019 11:08
0