Baile de dos


Baile de dos

#

"Has ignorado por tanto tiempo, esa voz en la ventana que no para de gritar. Puedo ver que sientes miedo, reconozco esa mirada y tu inquieto respirar. Mientras la duda sea tu nueva forma de sentir, no descubrirás nada. Mientras no te ames ni a ti mismo, tus ojos fijos en la puerta, nunca la verán entrar. Siempre estuvo ahí desde que la soledad tomó su puesto, esa oscuridad que viste tu alma como la noche no te deja distinguir un amor de verdad".


#

¡Vamos amigo!, busca alguien que en verdad te ame. Hombre, dedícate a encontrar un amor que te lleve el paso...

#

A mi pensar, estás muerto en vida y no eres tú quién habla, sino tu corazón que ha perdido el ritmo. Quedaste solo en medio del baile, mientras los amantes colmados de lujuria danzan en el jardín. Una mansión regida con tu propio ego, son mil ojos entorno que se placen al verte sufrir. Paredes blancas que son como tu alma y sobre una alfombra arde la desvanecida pasión. Solo alguien que se olvida de sí mismo, renuncia a los edenes de la cantinela, ella es tu arlequín espinado, dando tiempo al tiempo, deshojándose de pasión. Un vals se debe bailar poco a poco, con la mano extendida, solícito de un caballero en genuflexión. Sus pétalos caen e intentan sanar la herida mientras ella también baila sola en medio del salón. ¿Cómo sabrás si te quiere?, ¿Cómo sabrás, si necesita amor?, esas espinas no crecieron solas, son parte de una historia, donde tal vez, al igual que tú, ella también sufrió.

#

¡Vamos amigo!, busca alguien que en verdad te ame, alguien que te lleve el paso. Esa canción repetida en tu mente son montañas húmedas queriendo acabar su dolor. Un hombre busca a una mujer hasta en el último rincón del mundo aunque en ocasiones duela, también es gloria, otras quedas bailando en la cúspide moviendo los pies sin ninguna dirección. Tal vez, puedas vendar tus ojos y huir del amor propio, pero nunca lograrás callar la voz del corazón. Las espinas hablan algún extraño lenguaje, lengua de la rosa y el tango, de quienes se unen y huyen en constante agitación. Estás por descubrir cual fue tu verdadero error en una historia de la vida misma, que es como el baile y el salón. Tal vez olvidaste dar un paso al frente o alguna sutil salutación. Pero los amantes van y vienen, y siempre terminan danzando desesperados en medio de la habitación.

#

Hechos del más puro sentimiento, las pieles imantadas buscan la bemol, melodía del piano que al principio les hizo temblar de indecisión. Ahora es la pieza que esperaban oír para vivir el compás ornato de un baile de dos. Olvidas la espina que lleva tu nombre. Y el baile apenas comienza, cuando te encargas de amar como en verdad se ama, a una mujer hecha canción.

#

¡Vamos amigo!, dedícate a encontrar un amor que te lleve el paso...

#

#

No lo pienses más, deja de mirar el espejo donde solo quedará la marca de tu respiración. Sin escrúpulos las miradas se traspasan, también ella baila sola en la puerta del salón. Dedícate a encontrar un amor que no te hiera, mientras la orquesta se prepara para empezar la función. Hombre, a mi pensar, estás muerto en vida y no eres tu quien ahora habla, sino ese arlequín rodeado de espinas que será vestimenta de un nuevo amor, juntos en la ventana esperan ser uno solo, al final de un baile, que siempre fue de dos.


#

FIN



Comments 0