Viviendo bajo el Abrigo del Altisimo


Hola querida comunidad de Steemit, ante todo sean llenos del Espíritu Santo y reciban un grato saludo.

En estos días de pandemia y cuarentena, el temor en nuestras vidas dice presente de una manera que no conociamos, la vida ahora es como nunca la habíamos imaginado, deseamos la rutina del trabajo, universidad, colegio después de anhelar un descanso y por ahí entran las distintas angustias en nuestras vidas, depresiones, tristezas, agobios, entre otras cosas...

Pero Siempre, Siempre hay una buena nueva..

Salmos 91
1 El que habita al abrigo del Altísimo, Morará bajo la sombra del Omnipotente.
2 Diré yo á Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en él confiaré.
3 Y él te librará del lazo del cazador: De la peste destruidora.
4 Con sus plumas te cubrirá, Y debajo de sus alas estarás seguro: Escudo y adarga es su verdad.
5 No tendrás temor de espanto nocturno, Ni de saeta que vuele de día;
6 Ni de pestilencia que ande en oscuridad, Ni de mortandad que en medio del día destruya.
7 Caerán á tu lado mil, Y diez mil á tu diestra: Mas á ti no llegará.
8 Ciertamente con tus ojos mirarás, Y verás la recompensa de los impíos.
9 Porque tú has puesto á Jehová, que es mi esperanza. Al Altísimo por tu habitación,
10 No te sobrevendrá mal, Ni plaga tocará tu morada.
11 Pues que á sus ángeles mandará acerca de ti, Que te guarden en todos tus caminos.
12 En las manos te llevarán, Porque tu pie no tropiece en piedra.
13 Sobre el león y el basilisco pisarás; Hollarás al cachorro del león y al dragón.
14 Por cuanto en mí ha puesto su voluntad, yo también lo libraré: Pondrélo en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.
15 Me invocará, y yo le responderé: Con él estare yo en la angustia: Lo libraré, y le glorificaré.
16 Saciarélo de larga vida, Y mostraréle mi salud.

image.png
FUENTE

Cuando habitamos o dejamos nuestra confianza bajo un Poder que no podemos ver pero cuya fuerza y Nombre sobrepasa cualquier cosa que podamos imaginar, nada podrá tocar nuestra morada, El Salmos 91 no es mas que la Promesa viva de Nuestro Dios para aquellos que confiamos y le seguimos, creyendo y siendo participes de la fe que nos justifica delante de El.

Cuando yo habito bajo el abrigo del Altísimo, moro bajo la sombra del Omnipotente, es decir se cumplen todas las promesas que ccomienzan desde el versículo tres(3) hasta el (16); El nos libra de toda enfermedad y de peste, no tendré temor a ningún virus ni a dardos de fuego del enemigo, pueden caer al lado de mi muchos enfermos, deprimidos, pero ni a mi ni casa llegaran, nada me dañara, no me faltara alimento, ni salud, mas de su manos nos llevara, para no caer...
El Señor sea nuestra mayor confianza, cuando creemos grandes cosas ocurren amada Comunidad.
Les amo.
Con Cariño, Meggie❤


Comments 0