SEGUNDO CONCURSO “EL HUMOR VENEZOLANO” – POESÍA La cenicienta y su cajita @luisalberto8


Bendiciones hasta que sobre y abunde. contento de poder participar en un homenaje a estos dos grandes escritores los he leído y disfrutado. Por otra parte, aquí dejo mi participación espero que la disfruten y sonrían. Gracias por el amor compartido a la literatura a @marcybetancourt y @solperez @palabreador

A continuación, se les presenta un dramático relato de una pobre jovencita que aprendió desde chiquita donde pagar las cajitas
Al empezar el día aparece una cocina que por ser de leña se inflama y hecha candela.
Llorando junto al fogón estará la cenicienta que saluda y se presenta con la siguiente canción
A mí me llaman la cenicienta; soy la sirvienta de esta pensión chanceo todos los días con el portero el secretario y el viejo que lo escanearon y ya le salió la pensión.

Entra una vieja bastante salía que luciría bastante bien, si no tuviera la cara como una tapa sartén.
Y al ver a la cocinera junto al budare sentada, le acomoda una patada que por poco la vuelve nada
Lávame mi pantalón con cepillo y jabón porque mañana en la discoteca hay competencia de reggaetón
Luego llegan dos chamas muy choras que chismean y patalean a ver si disimulan que se robaron las lentejas.
A mí me lavas sostén y pantaletas así la gente sea entrepita y me limpias las chancletas porque los chanceros de cuarto también me invitaron para la discoteca
Y hay que pasar por la bodega a quitarle efectivo al señor Franklin e ir a dormir en la cola porque llegó ropa TRAKI
Gritan todas ¡tenemos que asistir pues allá estará también la chamba juvenil para escanéanos para el bono que pueda venir!
¡Ay la emoción nos palpita vamos para allá ligero pues el líder de calle es soltero y a lo mejor nos suelta una cajita!
Luego la cenicienta se queda sola por ser de todas la más boba y llorando dice
Para tener un millón y beber caña brindada me dejan a mi pegada en el fogón y exclama a gran voz San hada de mi vida, oye mi llanto y mi queja y haz algo a ver si esa vieja deja la bebedera
Y tú, Santa Cecilia apiádate de estas canas y haz que mis pobres hermanas renuncien a los licores.
IMG_20181116_114008.jpg

De repente, por un lado, surge un hada linda y bella que ilumina a la doncella con la aplicación Ve Q.R y un cetro encantado.
Soy la Hada pobretona y aquí me vine por avión a librarte de las garras que te amarran del fogón ¿Quieres cajas por montones? ¿Bonos a granel? ¿Ganar cientos de dólares con acciones en la red?
La cenicienta quiero un vestido y un coche, pues me consume el deseo de asistir al picoteo que tiene el líder de calle esta noche.
El hada le quita el carnet y escanea luego coge el cetro, cuenta ocho y da un traspié
y del pote del corotazo saca un traje que vale 10
Después invoca a San transporte y al momento por la puerta sale una bicicleta como alma que lleva el Diablo.
El Hada le estable móntate en esta bicicletica que te hará cruzar el barrio para llevarte a la discoteca donde te espera la cajita
Si nadie allí te conoce les dices que yo te mando, pero regresa a las doce porque ya el virus está andando.
La bicicleta llega espichada a la fiesta en la discoteca y el líder sale a abrir con estilo creyendo que llegó el FRIO.
Pero al ver a la cenicienta tan linda y maquillada, le conecta una mirada que por poco la acribilla.
El príncipe le dice cuando a tus ojos me asomo y tu aliento me perfuma, el pecho me brinca como cuando llegan las cajas y yo le saco la azúcar.
Por su parte la chicuela siente que pierde el aire y el cuerpo le tiembla como gelatina en un baile.
¿De dónde sales con esa facha de bachaquera y esa flacura tan extrema acaso no te ha llegado el bono o no tienes nada en la nevera?
¡Contesta chica te estoy hablando! Responde cuando viniste aquí ¿Acaso eres tú de Caracas, de Mérida, de San Carlos? ¿O acaso eres la esposa de algún funcionario?
La chicuela le responde: no sigas, por compasión que con ese lenguaje tan feo como pico de zamuro me pones el corazón
Mientras el joven da la vuelta y toma la computadora para ir al wi fi y registrarla en Patria.
Una campanada toca la hora por la emisora y la muchacha sale volada porque si no la dejan sin vacuna
El joven se voltea y no la encuentra y llorando desconsolado se sienta
De repente siente un bulto y gritando se felicita porque ha encontrado un zapado que dejo la jovencita
Ya en la casa de la vieja la choras se expresan de cómo está la situación
Ellas comentan y dicen al líder de aquella cuadra ya les bajaron las cajas.
Y el líder del sector 2 la gente dice que él les saca el arroz.
A mí no me importa nada con tal y la leche que traiga no sea de las salada
Yo lo que quiero es que me censen pa la beca porque el día de la fiesta uno de los chicos me metió las 9 arepas
De repente por la puerta entra el líder con una caja y un zapato y expresa con amor diciéndoles a todas
Le daré esta caja y mi corazón a la mujer que logre meter el pie dentro de este zapatón
Las mujeres se pelean y se miden el zapato, pero los pies no les pasan ni que se la recorten con un hacha
Por debajo de un huacal aparece la cenicienta y el joven le grita ¡Griselda por alguna coincidencia calzas tu 53!
La jovencita bajando los ojos responde SIII MI AMOLLL
y aceptando con alegría el zapato se lo coloca preguntándole
¿Y MI CAJITA PA CUANDO CORAZÓN?
El líder le entrega su cajita y ella saca un celular y se toma una foto para subirla en el Instagram
Y así le damos conclusión a una obra cortica que hoy en día nos demuestra
todo lo que hay que hacer para tener una cajita.

IMG_20181116_114115.jpg


Comments 2


Saludos, @luisalberto8 Una graciosa y muy actualizada adaptación del cuento de la Cenicienta, aunque más que poesía, nos llega con dramaturgia. Jajaja Una buena puesta en escena, sin duda. Gracias por participar.

19.05.2021 16:09
0

Buanas @palabreador. gracias por haber leído, espero haya reido, si una puesta en escena la cual fui participe muerto de la risa. gracias y paz multiplicada.

19.05.2021 21:00
0