LA COLONIA PERDIDA DE ROANOKE


¡Que tal amigos de Comunidad Latina! En este post conocerán uno de los misterios jamás resueltos de la historia, el cuál tiene que ver con un grupo de personas provenientes de Europa, quienes desde el descubrimiento de América estaban interesados por colonizar territorios del nuevo continente. Sin embargo, poco tiempo después terminaron desapareciendo todos sus habitantes sin dejar rastro alguno.

ca_0608NID_Roanoke_online.jpg
Fuente
|| Imagen referenciada a su respectiva fuente.

En 1585, un grupo de pioneros comandados por Arthur Barlowe arribó a la isla de Roanoke, frente a las costas de la actual Carolina del Norte, EE.UU. Dicha colonia fue uno de los primeros asentamientos europeos en Norteamérica, ya que los colonos vivían en un entorno natural completamente nuevo para ellos.

Cabe mencionar que aquellas primeras colonias tenían una alta tasa de fracasos, debido a la escasez de alimento, y donde el agua dulce era difícil de conseguir. Aunado a eso, no era fácil lidiar con los nativos de aquellas tierras. En 1586, debido a la carencia de recursos básicos y la mala relación con los nativos, el grupo regresó a Inglaterra; aunque poco después Richard Grennville volvería a Roanoke, dejando a un grupo de 15 soldados para mantener la guarnición.

La Reina Isabel I de Inglaterra, tenía la idea de establecer un asentamiento permanente en la isla de Roanoke, por lo que en 1587 un grupo comandado por John White y 117 colonos, entre ellos su hija embarazada, hombres, mujeres y niños, llegaron a Roanoke con la intención de llevar a cabo un segundo intento de colonizar la isla. Sin embargo, a su llegada los 15 soldados habían desaparecido, encontrando solo un esqueleto totalmente limpio. Esta vez los nativos se mostraron amables con los colonos, pero White tuvo que regresar a Inglaterra para informar la desaparición de los 15 soldados a la Reina. Su idea era regresar pronto a Roanoke, pero a causa de la guerra contra España, no pudo volver hasta tres años después.

Finalmente en 1590 White regresó a la isla de Roanoke, pero a su llegada los 117 colonos habían desaparecido misteriosamente, y sin dejar rastro alguno. Las casas estaban desmanteladas sin indicios de batalla o violencia, y no había informes de que hubiesen ido a otro lugar; solo encontraron escrito en un madero la palabra: “croatoan” y en el bosque tallado en un árbol las letras: “cro”, como si no hubiesen podido terminar de escribir dicha palabra. White tuvo que regresar nuevamente a Inglaterra, aunque jamás volvió a saber nada de su hija y nieta. Hay muchas teorías de que fué lo que realmente pasó con las personas, o a dónde fueron, pero nunca se han encontrado evidencias históricas de lo que ocurrió en el lugar.

CROATOAN.png* Fuente de texto hecha con el programa Power Point 2010 y exportada como imagen.

CROATOAN: LA PALABRA MALDITA

"Croatoan" es el término que se utiliza para denominar a una tribu de nativos locales de la Isla de Roanoke, además de que está asociada con las extrañas desapariciones de ese lugar; haciendo que la realidad y la leyenda se entrecrucen. Se dice que Los Croatoans eran un pueblo fuertemente espiritista, que llevaba a cabo rituales para que los muertos volvieran de sus sepulturas y usarlos de esclavos en las cosechas.

Las tribus cercanas decían que Los Croatoan habían liberado un espíritu maligno y poderoso, que hizo que los colonos enloquecieran y se mataran unos a otros.

Supuestamente esta palabra ha estado envuelta en varios incidentes, aunque podría tratarse de meras especulaciones. Algunas de ellas es que en 1849, poco antes de su muerte y después de días desaparecido, el escritor Edgar Allan Poe, fue encontrado deambulando por las calles de Baltimore, susurrando la palabra “Croatoan”. En 1913, después de desparecer el periodista Ambrose Bierce, estaba esta palabra tallada en el poste de su cama. En 1921, estaba escrito "Croatoan" en la última página del diario a bordo del buque Carroll A. Deering, cuando este fué hallado sin nadie a bordo. En 1937, después de la desaparición de la famosa aviadora Amelia Earhart, fue encontrada entre sus pertenencias una revista garabateada con la misma palabra.

¿Mito o realidad?…Sin duda esta palabra es enigmática, y su misteriosa aparición sigue sin tener respuestas.

Muchas gracias por leerme, y nos vemos en la próxima entrega.


Comments 0