5 consejos para tener una feliz navidad


Dedicado a las próximas fiestas, que en sí mismas son sinónimo de familia, compartir y fraternidad.


Mis Estimados:


¡Sean bienvenidos una vez más a mi blog, es un placer saludarles nuevamente!


Ya van 11 días del mes y en menos de lo que imaginamos tendremos navidad y año nuevo encima, les aseguro que será un abrir y cerrar de ojos. Yo este año estoy muy emocionada, a diferencia de años pasados, no tengo rastros de ansiedad y estoy esperando con la mejor de las disposiciones, siento que será una gran despedida de este año que tantas cosas me ha dejado.

Sin embargo sé que estas fechas no son agradables para todos, porque justamente hasta el año pasado yo era de esos Grinch llenos de ansiedad desde el día primero de diciembre e iba creciendo convirtiéndose en una bola gigante llena de desesperación… porque vamos, me desesperaba la navidad, todo el mundo lleno de felicidad y alegría, mientras yo me preocupaba por miles de cosas.


Mi época de Grinch duró hasta el año pasado, cuando estaba exhausta por sentirme sola, me estaba deprimiendo y de paso estaba estresada por pasar un 24 genial, pero llegó un punto en el que no podía más y simplemente lo solté… así que me dejé fluir, dejé de preocuparme por cualquier cosa, fino, estaba sola y probablemente la pasaría durmiendo, pero ese también es un plan, de hecho si este año me toca pasarla durmiendo estaré feliz.

El punto real está en que aprendí que no todo tenemos que planificarlo y que las fiestas son cuestión de actitud y no de circunstancias. Es por ello que hoy he venido a hablarles del tema, porque realmente este año no estoy llena de ansiedad y me gusta mi estado actual, lo que me hace querer compartirles esas pequeñas cosas que he hecho para pasar mejor estas fiestas y principalmente para disfrutarlas. Así que acá les dejo:


Mis 5 mejores consejos para pasar una feliz navidad


1. No tengas expectativas


Si algo he aprendido durante mi vida es que cuando nos hacemos muchas expectativas acerca de un tema, fecha o acontecimiento terminamos pasándola mal. Y es que nos imaginamos tantas cosas, que cuando algo no sale como lo hemos planeado pues se nos arruina todo (aunque realmente no todo se arruine), esas son cosas que podemos evitar… ¿cómo lo evitamos? Pues dejando de planear, simplemente dejando que todo fluya y sin imaginar nada, vive un día a la vez, sobretodo vive el presente que es lo único seguro.



2. Sin preocupaciones por la comida



Para los que vivimos en Venezuela, sé que éste precisamente es un punto muy difícil de considerar, pero sí, desde mi corazón les doy ese consejo, porque sé perfectamente que es muy lindo tener una cena fabulosa de navidad y en eso uno se puede ocupar, pero preocuparse está de más.

Si algo he aprendido durante mi vida es que «si algo no es para ti, ni que te pongas. Y si algo es para ti, ni que te quites». Cuando estaba en la universidad, había días que no tenía dinero, literal, por lo general Lunes Bancarios que mi mamá no se daba cuenta de la fecha y me depositaba en fin de semana y yo pasaba el Lunes «pelando bolas», pero muchos de esos días sin nada de dinero fue en los que comí y me divertí más, porque las cosas simplemente llegaban solas; sin embargo había días donde tenía comida, dinero, ropa y toda la situación controlada, entonces algo pasaba y todo se trastocaba, terminaba pasándola mal, con hambre y molesta o deprimida.

Lo que quiero decir, es que sí que vale la pena esforzarse por lograr lo que quieres, pero después de que tú como persona das lo mejor de ti para conseguir algo, lo demás ya va por parte del universo, no valen preocupaciones porque luego todo termina peor.



3. Habla menos y siente más


Tan simple como eso, pero lo cierto es que se dice fácil, pero es muy difícil. Cuando hablamos y pensamos mucho por lo general no nos damos cuenta de las cosas que nos rodean. Bien, en nuestra situación país puede que esté deprimido porque algún familiar o amigo se fue, sin embargo aunque sea un trago amargo, te invito q que mires a tu alrededor y te sientas agradecido por las personas que aún te quedan, esas personas que te acompañan en el presente y te sientas feliz porque probablemente tus familiares fuera estén triunfando, con mucho esfuerzo, pero triunfando.

Cabe acotar que esa es solo una comparación, indistintamente cual sea la situación, todo tiene su lado positivo, así que lo mejor es encontrarlo y ver que las cosas no siempre son tan malas como parecen.



4. Busca puntos de encuentro


Porque contigo o con tu familia, pero sobretodo contigo mismo, busca espacios o momentos que te hagan sentirte bien y convivir con los tuyos. Es irrefutable que en ocasiones las fiestas navideñas se convierten en una maraña de problemas familiares, tratemos de olvidarnos de todas esas cosas que nos aquejan y disfrutar de verdad, disfrutar de la compañía y de esas pequeñas cosas que hacen especial este mundo. Y si la pasas solo pues disfrútate, tú eres la persona más importante en tu vida, consiéntete y para adelante que para eso es la vida.



5. Cero remordimientos


Si te atreviste a hacer algo, pues disfrútalo. De nada sirve que si te atreviste a comerte medio pan de jamón porque tenías hambre, era muy buena la compañía y la pasaste bien, luego te andes lamentando que vas a engordar, tómalo como algo pasajero, ya luego harás ejercicio y bajarás los gramos que aumentaste. De verdad, cero remordimientos, diciembre es una sola vez al año, sé feliz.




Queridos lectores, espero de corazón que estén teniendo un mes festivo estupendo y mis mejores deseos para ustedes, los que sienten un poco de mala vibra, pues de verdad practiquen los tips de arriba, a mí me han servido como no se lo imaginan, definitivamente he dejado de ser el Grinch que solía ser.

Quiero darles las gracias a todos los que me acompañan en este espacio, hacen lo mejor de mi blog.


Me despido como siempre dejándoles un fuerte abrazo en la distancia.
Siempre suya y con mucho amor @LizDeLuca.

Comments 2


CURADORES-01.gif

12.12.2019 08:38
0


¡Infinitas gracias por su apoyo, chicos!

13.12.2019 19:42
0