Las Verdaderas Leyes Espirituales


Foto-1.jpg
Fotografía, cortesía de Michael Judkins (Pexels)

¡Hola! amigos de Steemit.

Soy Zulay Pulido. Estudiante de la extraordinaria Doctrina Filosófica Espiritismo Luz y Verdad.

”Conociendo y practicando las leyes espirituales, entraremos en armonía con la naturaleza para crear con espontaneidad, alegría y Amor.” - Deepak Chopra

Múltiples tendencias filosóficas y religiosas hablan sobre Leyes Espirituales. En muchos casos, vemos que una misma ley tiene nombres diferentes en cada corriente. Pero, aquí nos centraremos en las Leyes Espirituales, tal como las estudiamos en la “Escuela Magnético Espiritual de la Comuna Universal (EMECU)”.

Aunque el Padre Creador nos dejó una única Ley; la Ley de Amor, ésta se apoya en otras leyes para su correcta ejecución. Esto sería como decir que la Ley de Amor es la Constitución Nacional, y que, basadas en ella, hay otras leyes más específicas, que reglamentan la forma de su cumplimiento en diferentes áreas.

Todas las leyes emanadas de la Ley de Amor tienen la finalidad de mantener el Orden, la Paz, la Armonía y el Equilibrio Universal. Son las que nos abrigan, dan calor y guían por el camino correcto de la Libertad.

Foto-2.jpg
Fotografía, cortesía de Sadiq Nafee (Unsplash)

De manera metafórica, podríamos decir, que la Ley de Amor es la cabeza; los brazos, serían la Ley de Afinidad y la Ley de Justicia; y los pies, la Ley de Igualdad y la Ley de Compensación.

Hombre-leyes.png

Ilustración de Zulay Pulido

El Amor es Omnipotente, es decir, que todo lo puede, por lo tanto, todo lo allana e iguala y quita todo lo que se opone a su desarrollo; pero el Amor no puede existir, sin estar fundamentado en la Afinidad (en el caso de los seres humanos), porque tratándose de la ley, ella es perfecta y tiene como administrador, a su subalterna, de ella derivada; la Ley de Afinidad.

Esta Ley de Afinidad es la que reúne desde átomos y moléculas, hasta todos los seres humanos, con un mismo sentir, pensamiento, con una misma condición qué superar y los impulsa al progreso. Ella es la encargada de juntar, en el seno de la familia, a aquellos Espíritus que se descarrían por desconocimiento del Amor Puro, para que, gracias a los lazos de sangre, decidan voluntariamente amarse y superar sus antagonismos de vidas anteriores.

La Ley de Justicia es la que recibe las obras de la Ley de Afinidad y se encarga de preparar un escenario para cada hecho.

Toda consecuencia tiene una causa; la casualidad no existe, y por esto es que, por ejemplo: la muerte repentina, el asesinato en general, el robo (mal llamado), la tristeza, la alegría, la paz y la guerra; la creación de un mundo, su transformación, la vida humana, la vida espiritual, la comunicación del Espíritu obrando sobre la materia de un encarnado; la ignorancia aparente, la ciencia y sabiduría; todo, todo, obedece a la Justicia de la Ley; la desaparición de un continente, la destrucción de una ciudad, la derrota de un ejército, el hambre, las enfermedades endémicas, la asolación de los campos, no son menos justas que el bienestar y la dicha.

Por su parte, la Ley de Igualdad, complemento de la de Amor, se impone para hacer que todos experimenten todas las posibilidades de vida existentes, como Seres Humanos. Es así, como no tiene sentido ni tenemos derecho a juzgar a otro, pues todo lo que esa persona sea, ya nosotros lo hemos sido o podremos serlo.

La otra ley, la de Compensación, es aquella que permite que los efectos producidos por las leyes, de las que he hablado previamente, se realicen manteniendo el Equilibrio Universal. Dando a cada cual, sólo lo que se ha ganado, en el camino de su progreso, y compensan a cada uno, con la misma moneda que le corresponda.

Existen otras leyes tan importantes como desconocidas, que son: la Ley de Procreación, la Ley del Progreso, la Ley de la Reencarnación, la Ley de Solidaridad, la Ley del Trabajo, la Ley de Libertad, y muchas más.

Foto-3.jpg
Fotografía, cortesís de Ben Turnbull (Unsplash)

La Procreación es Ley, puesto que es el fin primordial de la Creación Universal; su motivación es el Amor y su freno, la Afinidad. Esta Ley rige, por lo tanto, todo lo concerniente al cruce de los seres para obtener y mejorar su descendencia y para poblar los mundos, dando respuesta a las interrogantes más terribles que el hombre, por medio de sus leyes materialistas, no ha podido resolver.

El Progreso también es Ley, puesto que todo en el Universo fluye hacia el avance y la evolución.

Cabe destacar, que, en todos los casos, estas leyes son Inmutables e Implacables y ningún ser de la creación puede alterarlas o eludirlas.

En los próximos artículos explicaré, con más detalle, lo que representa cada una de estas leyes, comenzando por la Ley de Amor.

Esta información está basada en los conocimientos obtenidos de la Doctrina Filosófica “Espiritismo Luz y Verdad”, que se imparte en la “Escuela Magnético Espiritual de la Comuna Universal (EMECU)”, fundada el 20 de septiembre de 1911, por el Maestro Juez, Joaquín Trincado.

Mis Redes Sociales personales son:

Facebook: https://www.facebook.com/zupulido,


y Twitter: https://twitter.com/zupulido, pero no las uso con frecuencia.

Sin embargo, las de la FAVTachira,
Facebook: https://www.facebook.com/FAVTachira/,
Twiiter: https://twitter.com/favtachira
e Instagram: https://www.instagram.com/favtachira/,
sí se actualizan constantemente.

Si te has sentido atraído por este artículo, te agradezco dejar tus comentarios, consejos o recomendaciones, para mejorar mi colaboración en esta interesante comunidad.

Recuerda, puedes encontrarme en https://steemit.com/@librepensadora

Un gran abrazo desde Venezuela, el país con las leyes más avanzadas del mundo.

Cintillo_votame_6.jpg


Comments 0