MYSTERY STORIES CONTEST / CONCURSO CUENTOS DE MISTERIO "Tu corazón es mío"


image.png

Fuente, reglas del concurso

Agradezco a @belenguerra y @fendit por traernos este nuevo concurso.

Una silenciosa casa, un joven sentado y cabizbajo, en su rostro dos lágrimas bajando. Una sonrisa amarga, casi desquiciada, destacaba en su semblante.

¿Por qué? –Murmuraba.

Los murmullos se oían con mayor claridad cada segundo, con ellos dolor desgarrador tiñendo su voz. La duda convertida en agonía, agonía que dio bienvenida a la ira.

¿Por qué? -Vocifero, mientras lanzaba la silla.


Días atrás, en la misma casa…

-¿Escuchaste mamá?, últimamente muchas parejas han muerto por alguna razón desconocida.

-¿Verdad?, ¿dónde escuchaste eso Michael? -Preguntó la madre.

-Internet. En varias plataformas. Dicen que muchas parejas están muriendo, lo único en común es haber discutido antes de morir. -Respondió Michael mientras la miraba fijamente.

Por un momento, la madre, quien preparaba pasteles para cenar, reflexionó en silencio. Pocos minutos después lo abrazó y susurró: -No te preocupes, tu padre y yo estaremos bien. Solo peleamos durante el viaje de vacaciones.
Además, yo tengo pensado morir de 150 años, queda mucha vida por delante.

Al oír eso, Michael suspiro y abrazo a su madre largamente. No imaginaba Michael que en su ciudad se estaba gestando una catástrofe sin precedentes.

Cuatro semanas después de comentar con su madre el extraño suceso, Michael fue al hospital a cuidar un tío internado allí hacía poco. Al llegar, se dirigió a la habitación ocupada por su tío, abrió la puerta y encontró una enfermera que le informó sobre la condición de éste.

El tío dormía, Michael se instaló en una silla, abrió su bolso y saco un libro para distraerse al pasar la noche cuidando de él.

Transcurrieron horas, se durmió con el libro entre manos. Despertó, 6:30 am. Lagañas en los ojos y un leve dolor de cabeza. Se lavó la cara en el baño de la habitación, regresó con mejor semblante.

Observó al tío antes de ir por desayuno y al posar la vista en él, un escalofrió recorrió su espalda. Sintió que había algo mal.

Acercándose vio lágrimas en sus mejillas y los ojos abiertos. Lo extraño era su expresión… como si le hubiesen arrebatado lo más preciado en su vida justo antes de morir. Michael inhalo profundamente antes de dar un paso, midió el pulso del tío, desgraciadamente estaba muerto. Un nudo en su garganta, la frente se arrugo un poco, la impotencia le invadía. No había nada que él pudiera hacer. Decidió buscar a la enfermera.

Al abrir la puerta para salir quedó petrificado, ahí yacía un cuerpo inerte. Era la misma enfermera que le había hablado horas antes, al igual que su tío había derramado lágrimas antes de morir.

Dos muertes en un día eran demasiado para Michael, sus piernas temblaban, miedo profundo nació en su corazón. Miedo, a lo desconocido. Él no era tonto, de repente dos personas mueren frente a sus ojos en circunstancias extrañas. Claro que debía haber algo raro.

Le llevo 15 minutos y todo el coraje a su disposición, salir de la habitación, buscar ayuda. Pobre, pronto se percataría de ser la última persona viva en el hospital.

Salió del hospital, la cara pálida, restos de vomito en su ropa y el pantalón mojado con orina. Miraba nerviosamente en derredor, solo confirmó que no había un alma en la calle. Solo cuerpos, más cuerpos, muchos cuerpos. Todos derramaron lágrimas...

Cuarentaicinco minutos para llegar a casa. La temblorosa mano empujo la puerta entreabierta. Camino lentamente, reviso cuarto por cuarto buscando a sus padres, hasta hallarlos en el piso de la cocina lado a lado. Largos minutos mirando los cuerpos. Camino a la sala, se sentó, su mente era un desastre, no entendía por qué sus padres y su tío habían muerto, ¿por qué tanta gente muerta allá afuera?.

¿Por qué?, ¿Por qué?… ese por qué, martillaba su cabeza, le hacía perder la última pizca de calma. Michael tiro la silla hacia la pared en un arranque de ira, sus puños temblaban de impotencia.

A punto de dirigirse a la cocina para tomar un cuchillo y quitarse la vida, algo le hizo detenerse. Sintió como si una mano le atravesara la espalda, hasta llegar a su corazón. Lágrimas bajaban del rostro, la respiración pesada. Antes de morir Michael escucho un susurro.

Tu corazón es mío…

image.png


Camera: Honor 7s
Photographer: @leonelb
Image Editor: Microsoft power point 2010 / NCH software


Comments 3


Magistralmente intenso. Que increíble cuento @leonelb; viví cada emoción como si yo estuviese en el hospital. Soy tu fans jejeje.

26.10.2020 11:01
0

Tus palabras me hacen muy feliz. Esta es la clase de comentarios que me anima a seguir escribiendo para traer contenido de calidad a esta comunidad todos los días. Gracias por leer.

27.10.2020 08:33
0

Nooo por favor, gracias a ti por escribir, por crear, por compartir, por soñar y sobre todo por imaginar @leonelb ...eso es la esencia de vivir

27.10.2020 11:17
0