Fragmentos perdidos - Relato


_20190529_164356-02.jpeg

¿En qué momento había pasado marzo, si ya eran mediados de abril? Eran los pensamientos de Paulina al montar el café y mirar el calendario. Hizo memoria de los últimos meses, pero solo encontró un borrón difuso, sintió una taquicardia y un mareo. Las preguntas se arremolinaron en su cabeza. Tuvo miedo.

Después de navidad sus hijos se habían marchado y había vuelto a quedarse sola con su gato. ¡El gato! ¿Dónde estaba el gato? Buscó por toda la casa y no pudo hallarlo, lo llamó desconsolada y no hubo respuesta. El plato de Sanji tampoco estaba. Entonces empezó a notar otras cosas que eran diferentes en la casa. ¿Acaso estaría soñando?

Perdida en sus pensamientos, no se dio cuenta de que sirvió dos tazas de café, casi de forma automática, ¿por qué había hecho eso? Las manos le temblaron y los ojos se le llenaron de lagrimas. ¿qué estaba pasando?

Una mujer morena se hizo presente en la cocina, tomando la segunda taza de café -Buen día, Paulina, gracias por hacer el café-le dijo con una sonrisa. - No tienes buena cara. No te preocupes, yo volveré a explicarte todo.

_20200513_155726-01.jpeg

Todas las imágenes de esta publicación son de mi propiedad.


Comments 0