Magia en el mar de Bélgica


Cuando hacemos un alto en el camino y observamos el paisaje, nuevo ante nuestros ojos, en verdad nada es extraño; aprendí a crecer contemplando el horizonte, escuchando las olas; pero cuando se acercan los lugareños, ellos sí nos ven como extraños, pues suelen preguntar ¿de dónde han venido? Razón tiene Robert Louis Stevenson al afirmar que -no hay tierras extrañas, quien viaja es el único extraño-


Lugares mágicos, esperamos que nos envíes fotos, dicen los familiares cuando se enteran que vamos a estar fuera, bien sea de vacaciones o de trabajo. Pero ¿qué es un lugar mágico? ¿Acaso es el sitio apropiado para un romance, o para una aventura?
Quizás sea un lugar que logra despertar nuestra curiosidad o nuestra emoción; de ahí se logran tejer, infinidad de opiniones y conceptos, pues cada viajero, describirá la misma playa, de acuerdo a su criterio y emoción del momento en que relata sus vivencias del lugar.


Estuvimos en el mar del norte -Belgium pier blankenberge- observamos un muelle extenso más de doscientos metros de largo sobre la tranquila marea de enero; dijeron que en verano es todo un visitar y murmurar de las historias que se tejieron en el pasado. Bien lo describió Mario Benedetti, cuando aporto sus opiniones: “No vayas a creer lo que te cuentan del mundo -ni siquiera esto que te estoy contando- ya te dije que el mundo es incontable” …Lo mejor para disfrutar de un lugar mágico es estar en él, entonces la brisa y las olas del mar relatarán lo que seas capaz de escuchar, de acuerdo a tu silencio.


*Nota: Está publicación pertenece al mismo autor del blog:
https://whaleshares.io/@caminante

*Importante: ¿Busca diversificar ingresos con un sistema de nueva economía?
Visite nuestro blog: https://conquistatuabundancia.blogspot.com


Comments 0