Preparar un pastel. ES REALMENTE FACIL?


En post anteriores les he comentado mi hobby como repostera, por supuesto iniciando en el ramo y aprendiendo por ensayo y error, al menos; lo que he preparado feo, quemado, rico, colorido lo comparto con mi familia quienes son los mejores catadores que hasta ahora tengo.Pues en esta ocasión no me fue tan bien, mezcle la emoción de haber adquirido los productos y papel parafinado como lo indicaba la receta, y la seguridad que había elaborado anteriormente torta, y no había pasado lo que le pasó a mi preparación.



Seguí todas las instrucciones al pie de la letra de mi amiga Ana, experta en elaboración de tortas y decoraciones; deseaba que mi pastel creciera en el horno y fuera muy esponjoso, que por medidas debería quedar. Pues bien, inicie con la preparación en orden y bato según lo entendido, me emoción al ver y sentir la mezcla tan suave y esponjosa y de una fragancia sin igual fue lo máximo hasta ese momento.
Pego el papel parafinado al molde. Se despega, una y otra vez; luego que logró fijarla viene la otra tira para pegar, se despega el primer papel pegado. Vuelvo a pegar y se vuelve a despegar. No tenía ni idea de lo difícil que es colocar el papel? ¿Qué tan difícil podría resultar?


Ya pegado y estático el papel, procedo a cubrir con la mezcla para llevarla al horno, tenía tanta emoción que me repetía una y otra vez: ¡!mi torta queda genial!!. Enciendo el horno a 500 grados para calentar, luego lo bajo a 180 grados, ya que no he aprendido a cabalidad como controlar la intensidad del mismo. Pongo mi temporizador a 35 minutos, con temor a destapar, observo por la puerta y veo que está esponjando como es mi deseo; pasan los 35 minutos y aun cruda,,, 10 minutos más y sigue cruda, ya luego de destapar por 2 oportunidades el horno, comienza a bajarse….Entro en pánico, 20 minutos más, consumo gas. ¿Qué hago? Ya lleva en él horno 1 hora y media. Se rompe desde el centro, finalmente decido sacarla del horno. Y ahí está mi emoción y deseos de lograr una torta muy esponjosa y alta. ¡Un fracaso total!.


Dejo enfriar y la corto en capas. Sorpresaaaaa!!!!!! cruda. Me quiero morir. Tenía varios encargos del pastel promocionado en mis redes como “Torta de Vainilla con doble capa de crema pastelera”. ¿Pensé ahora qué hago?. Y me dije: ¡Mi misma, no puedes hacer nada! Discúlpate con tus clientes, salva lo que puedas, inventate algo y ofrece, no salió bien esta vez, pero ya sabes cuales fueron los errores ahora y seguir la práctica!!!!

Quiero destacar de esta moraleja: no todos los días serán buenos, no todos los días lo que hacemos así sea de rutina nos saldrá bien, está bien si te desanimas, si lloras, si zapateas, lo importante es que luego de ese episodio, tomes vuelo como el ave fénix, y seguir en la búsqueda de lo que nos hace sentir bien, pero sin olvidar la enseñanza de ese anécdota que por unos momentos nos quebró el espíritu.

P_20191013_081820.jpg



Comments 8


23.01.2020 19:09
0

Saludos amiga, obteniendo buenos resultados, me alegro por ti.

23.01.2020 23:45
0

gracias sii es un reto....pero ahi voy

31.01.2020 15:00
0

He revisado un poco tu blog y si me gusto¡ me gusta el crecimiento que has tenido últimamente felicidades y saludos desde yaracuy ;D

25.01.2020 21:03
0

gracias es un verdadero reto comenzar desde cero...ahi voy

31.01.2020 15:00
0

Hola eso pasa las primeras veces, yo tambien son repostera y dulcera je je je me pasaba con los suspiros en el horno muy bonitos grandes cuando los sacaba se espichaban pero el año pasado me dieron algunos tips, secretos de como hacerlos y me qudan espectaculares y ricos. Hasta me piden para revender y en m casa vendo.

Edita tienes sobre la primera imagen algo que se te paso... ![P_20200119_093947.jpg](

26.01.2020 22:14
0

Muchas gracias, ya reviso sii me gustaria compartir contigo tips y aprendizajes

31.01.2020 15:01
0