Un día de Verano / Historia de Misterio (Mi entrada al concurso)



Saludos queridos amigos escritores y lectores, esta es mi participación en el concurso de historias de misterio impulsado por @belenguerra y @fendit, espero les guste lo que escribí:


PicsArt_10-26-03.57.45.jpg Enlace de la imagen


"El sol está propenso a irse, pero siempre vuelve a amanecer."


Un día soleado del mes de agosto un grupo de 5 chicos se fueron de diversión al desierto de sal de Bolivia (Uyuni), uno de los jóvenes llamado Cristóbal era muy tímido a diferencia de sus compañeros, pues él expreso antes de partir al viaje: "Mejor no vayamos porque el sol está muy fuerte"; las chicas Vanesa, Deisy y Sara se reían de él por lo que dijo, y otro chico llamado Eduard le contesté a Cristóbal: "Deja lo tonto, no pasará nada". Al llegar al desierto, Cristóbal muy temeroso se sentó sobre el hermoso paisaje donde parecía que el cielo estaba en el suelo, se reflejaba, era un lugar inolvidable y fascinante que ninguno de ellos olvidaría.

Luego de un buen tiempo bailando sobre las nubes, Sara y Deisy se empiezan a burlar de Cristóbal diciendo: "¡Este lugar es estupendo, y tú que no querías venir, mejor te hubieses quedado encerrado!", Cristóbal se sintió mal y ofendido, volvío solo al automóvil un poco decepcionado de sus amigos, él creía que no eran así; al llegar al estacionamiento se sentó a mirar el cielo con un viento que reposaba en una tranquilidad, silencioso momento. Paso media hora y nada que sus amigos llegaban, mientras él los esperaba, ellos estaban disfrutando (bebiendo y bailando en medio del desierto), ese día aquel parque boliviano estaba con escasos visitantes...

Luego de dos horas, Cristóbal dijo en sí mismo: "¿Por qué no llegan, no se apuran?", el joven ya cansado de esperar, salió del auto y ve a dos muchachos que se acercan, les pregunta: ¡Hola! ¿Por aquí no pasa algún autobús?", los muchachos responden: "¡No! Y ¿este auto es tuyo?, Cristóbal contesta: "No, es de mis amigos, yo sólo vine acompañarlos, pero ya me quiero ir y nada que regresan", los muchachos le responden: "Mejor quédate en el auto, en este desierto muchos desaparecen"; sorprendido Cristóbal fue a buscar a sus amigos, al llegar al lugar donde los vió por última vez, ya no estaban, el joven atemorizado por lo que le habían dicho esos muchachos, empezó a gritar sus nombres por todo el desierto, paso hasta el final de la tarde buscándolos, pero no había señales de ellos; él mismo se perdió en la inmensidad del desierto, sin saber ya dónde estaba o como retornar a la salida, poco a poco logró pensar y llegó nuevamente al estacionamiento, la camioneta había desaparecido, pensó que a lo mejor sus amigos lo dejaron.

Estaba oscureciendo, Cristóbal comenzó a gritar: "Auxilio, auxilio", lloraba sin parar, se fue corriendo por toda la carretera sin ver ni un alma en pena, siguió caminando por dos días y medio hasta que cayó inconsciente en el suelo, lo único que veía eran los rayos del sol de verano, cerró sus ojos y se desmayo.


Abrió sus ojos y ya estaba en un hospital, al fondo logra ver a sus padres llorando y discutiendo con un policía del distrito federal, escuchaba que decían: "Mi hijo no hizo nada, por favor déjenos en paz", el policía replicaba expresando: "Su hijo está loco, tentó contra su vida"; Cristóbal quiso hablar en aquel instante, pero no podía porque no le salía la voz, el joven asustado golpeó fuertemente la cama, y en eso venía su madre corriendo por el pasillo y le dió un gran abrazo, le susurró: "tranquilo hijo, ya todo esto paso..."

Cristóbal a los tres días en el hospital, se dió cuenta que quedó mudo, ya que al no tomar agua en el desierto, su garganta se reseco tanto que sus amígdalas y vías respiratorias colapsaron, estuvo preso durante 9 meses ya que lo acusaron por la desaparición de sus amigos, sentía frustración al notar la injusticia, en la cárcel todos los días lloraba por el dolor y siempre quedó con esa incógnita: ¿Dónde estaban esas personas que alguna vez fueron sus amigos en un día de verano?.

Salió de la cárcel, tuvo que aprender el arte del idioma de señas, y con una pizarra y marcador lograba comunicarse; siguió adelante y logró concluir la preparatoria, se convirtió en un investigador criminalista; pasaron dos años y le llegó un caso nuevo de tres jóvenes desaparecidos en el mismo desierto, él se fue de inmediato a investigar, al llegar al parque se recordó de tantas cosas mientras hacia su inspección. Los jóvenes desaparecidos tenían una edad semejante a la de él y sus amigos cuando estuvieron en el desierto. Continuaron las investigaciones y los jóvenes nunca aparecieron, así que cerraron el caso.

Pasaron 4 años, una mañana de Octubre recibió una llamada de su compañero de trabajo que le decía: "Encontraron los restos de 7 jóvenes en el poblado cercano al desierto, podrían ser tus amigos", atónito quedó Cristóbal y lo que nunca entendería era aquel misterio: ¿Qué fue lo que pasó con sus amigos?, ¿Quien les quitó la vida?.


Preguntas sobre la historia:

1- ¿Qué habrías pensado si hubieses sido Cristóbal?
2- ¿Que pensaste al leer la historia, que les quitó la vida a aquellos jóvenes: acaso fue un asesino serial, o tal vez seres de otro planeta?
3- ¿Que reflexión te deja está historia?


PicsArt_06-23-04.46.37.png


Comments 1