#Reto Top10 @RadioSteemit - ¡Algo que Compartir!/Travesuras de niños: El Gato de cerámica


Fuente

Hola usuarios y fanáticos del Top10, he regresado con un pasado que hizo de mi infancia un recuerdo gracioso y hoy día una anécdota de lo tremenda que era de niña. Gracias por permitirme contar con ustedes y aquí la historia.


[Fuente]
Mi hermano y yo, siempre estábamos jugando juntos por la casa. Las tardes se convertían en horas ociosas que terminaban en travesuras que nos traían consecuencias negativas que nuestra madre imponía por nuestro comportamiento.


Lo curioso era que, las travesuras en la casa al final un Gato de cerámica de mi madre pagaba las consecuencias. El pobre adorno que decoraba los rincones de la casa, sufría por nuestros actos; es decir, si mi hermano y yo corríamos, el Gato sin querer era atropellado por uno de nosotros, rompiéndose. El Gato emitía ruidos de un adorno roto, mi madre gritaba: -Daniel, Antonieta, dejen de correr y si el Gato se rompió lo pegan-.


Un día como si nada, mi hermano y yo conversábamos en la sala; de pronto a él se le ocurrió pegarme para fastidiarme. Mi reacción, desquitarme, cuando logré alcanzarlo, tropecé y en cámara lenta observaba como la distancia entre el Gato y yo se hacía pequeña, que nuevamente el Gato buscó refugio en el piso. Ese día mamá no estaba, pero si la pega y cumplimos con el castigo antes que ella llegara, pegar las piezas del Gato que cada vez eran más abstractas.


Otro día, mi madre limpiaba la casa y el Gato era removido de su lugar, hacia un espacio menos transitado por nosotros y los invitados, ya que el Gato parecía callejero de lo feo que estaba. Ese día decidimos jugar el escondite, se me ocurrió esconderme muy bien, que a mi hermano se le complicó. Cuando logró encontrarme me gritó tan fuerte que brinque y el Gato estaba cerca que le di un ligero golpe, mi hermano hizo lo posible para que el Gato no tocara el suelo, pero no fue nada rápido. Mi madre, que limpiaba gritó: -Hasta cuando ustedes y el Gato-; nuevamente pegamos al gato como un rompecabezas y ese día no vimos TV.


[Fuente]
El pobre gato, decido no existir más un buen día. Estaba peleando con mi hermano y mi madre nos decía: -Dejen de pelear o les pego- y nosotros no hicimos caso. Mi madre se cansó y desde el lugar que se encontraba observaba como no dábamos golpes y dijo:-¡basta¡- y lanzó un tacón hacia nosotros. Como buenos niños agiles, esquivamos el tacón; pero el pobre Gato estaba al fondo y se rompió en varios pedazos. Volteamos a mirar a nuestra madre y todos al mismo tiempo largamos la risa. Fue el final del pobre Gato de cerámica, pero no de las travesuras de los hermanos.

Amiguito(a) adulto, qué opinas de lo acontecido y cuéntame alguna travesura infantil que te haga reír hoy.


Comments 4


Hasta que se cansó de pegarlo, ja, ja, muy típico. Cuando mis hijos estaban pequeños, yo tenía la teoría o los molía a palos para que no rompieran nada o guardaba todo hasta que fueran más cuidadosos, gano lo segundo, deje sobre la mesa central aquellas cerámicas con poco valor sentimental, cosa que si rompían no me dolieran y ellos aprendieran que las carreras y esos juegos dentro de la casa tenían consecuencias. Jamás me gusto pegarles a mis hijos. @amandaj

La historia de la procelana todos tenemos alguna por alli, una historia ganadora a todos les encanto, felicitaciones @amandaj

15.08.2019 22:03
0

Realmente el gato parecía una obra abstracta. Gracias madrina por pasar y me disculpo por lo poco que paso para compartir.

17.08.2019 22:52
0

jajajaja estupenda historia, mi querida @amandaj, es un gusto verte por aqui, siempre se te extraña. El pobre gato se cansó de la pegadera y dijo, hasta aqui me trajo el rio. La infancia es la época más linda, gracias por compartir tus recuerdos. te abrazo con cariño!..

16.08.2019 20:09
0

Hola querida amiga. Abrazos retribuidos, las extraño. Cuidense y saludo a todas las chicas y a los chicos consentido @gabo y @markos

17.08.2019 22:53
0